Scroll to top

Hot Sale, parte 3: Los detalles hacen al maestro

Luego de analizar el potencial alcance de nuestro negocio y optimizar las operaciones que involucran ventas, falta una última cosa que no por eso deja de ser importante: afinar los detalles.

Organización general

Parece una cuestión menor, pero no lo es. Tener o no bien organizado el negocio, por ejemplo, puede marcar la diferencia entre presentar un proceso de ventas óptimo o que surjan contratiempos. Lo mismo sucede con cualquier otro espacio físico del local.

Agregá personalización

Dicen que la primera impresión lo es todo. En este caso, lo ideal es saludar por el nombre a cada persona, e incluso saltarse algún tipo de regla ortográfica estricta para llamar la atención y ser más “humano”. Por ejemplo, saludar diciendo “Hola Nico!”, en vez de “¡Hola, Nicolás!”.

Al momento de enviar un paquete, también es una buena opción hacer sentir al cliente especial, y esto puede ser enviándole un saludo personalizado en el

paquete.

Y, ante cualquier inconveniente, siempre es bueno recompensar con un valor agregado al cliente.

Extender los horarios

Si se atiende en un local físico, una buena idea es agrandar la franja horaria de extensión, con el objetivo de incluir de esta manera a la mayor cantidad de gente.

¡Pero ojo! Porque no se debe descuidar el canal digital. ¿Quién nunca antes de dormir envió un MD por Instagram para preguntar algo sobre un producto? Bueno, si acá, a las 23 h, el usuario recibe una respuesta, entonces es muy probable que inicie el proceso de compra. Si no lo hace, seguramente buscará en la competencia.

Mínimamente, el consejo es optar por respuestas automáticas que transmitan tranquilidad, del tipo “cuanto antes nos estaremos comunicando con vos”.

Además, es vital tener en cuenta que los horarios que figuren tanto en el sitio web como en las redes sociales deben estar actualizados.

Artículos Relacionados

Publicar un comentario

WhatsApp Lucas Bouzada
Enviar a través de WhatsApp